¡Peligro! Internet busca víctimas: bulos y consejos

¡Alerta! Las estafas onlines se han incrementado en los últimos años, y el único motivo de su existencia es: siempre hay alguien que «pica».

WhatsApp, Instagram, Facebook o Twitter se convirtieron hace ya tiempo en las plataformas idóneas para la expansión de bulos por internet debido a la extrema «viralización» que meros rumores pueden alcanzar a través de este tipo de soportes. Gracias a un estudio de la OCU, a continuación os mostramos algunos de los bulos que recoge su informe. Compartirlo para que no le pase a nadie conocido.

Los bulos más comunes:

  • El bulo de que tienes que agregar a alguien a WhatsApp. «Si picamos, corremos el riesgo de contactar o quedar suscrito a un servicio «premium» de mensajes por el que te cobrarán cada vez que contacten contigo. Lo primero que debemos hacer ante este tipo de mensajes es borrarlos».
  • La estafa de los cartones de leche. En concreto, el bulo afirma que los números del fondo del cartón de leche vienen a indicar las veces que la leche caducada ha vuelto a ser reciclada para su venta y consumo. «Esto es totalmente falso —dice la OCU— se trata de números que identifican el lote de la materia prima usada para fabricar los bricks. La imaginación de algunos embaucadores no tiene límites».
  • El timo del papel de aluminio.  El engaño asegura que, si envolvemos los alimentos con el lado no brillante del papel de aluminio pegando a la comida, corremos el riesgo de intoxicarnos. «Debemos poner el lado brillante hacia los alimentos y el no brillante hacia fuera. Si no, el alumnio entrará como un verdugo en los alimentos», reza la estafa. Tal y como alerta la organización, debemos saber que el aluminio no es tóxico a no ser que se ingiera.
  • El bulo de Mastercard. Desmentido el pasado mes de enero, consiste en la recepción de un correo electrónico en el que se pide al usuario que descargue y rellene un cuestionario para poder usar su tarjeta de crédito, ya que, según la estafa, el reglamento de la UE ha sufrido ciertas modificaciones y es precisa una verificación de datos. Esto es también completamente falso pues, como alertan desde la organización, «tu banco jamás te pedirá datos por correo electrónico».
  • Te ha tocado un premio del banco. Sí, también nos creemos sin miramientos que nuestro banco nos ha concedido un premio. Incluso sin que tengamos cuenta en dicha entidad bancaria y sin haber participado en sorteo alguno, son numerosas las víctimas de esta estafa, «sobre todo porque los correos incluyen logos oficiales de entidades bancarias muy bien hechos». Nadie regala nada en Internet y menos sin conocerte.
  • El misterio de los colores de la pasta de dientes. Según esta estafa, las marcas de color que se encuentran en la parte posterior e interior de nuestro dentrífico vienen a significar lo siguiente: el color verde indica que el dentífrico es natural, el azul que lleva incorporado algún medicamento, el rojo que lleva algunos compuestos químicos y el negro que la composición de la pasta de dientes es «química pura». Sin duda, uno de los más absurdos.

 

Consejos para que no te timen

  1. Ni caso a las presuntas alertas llenas de exclamaciones, interrogaciones e incluso faltas de ortografía, que no erratas.
  2. Casi todo -por no decir todo- lo que no está firmado en internet es falso.
  3. Ni caso a las presuntas alertas que a simple vista se ve que vienen de Sudamérica. También son falsas, pero aplicadas a España resultan hasta ridículas.
  4. Cuidado con las webs falsas que intentan suplantar a entidades de todo tipo.
  5. Ojo con los sorteos. Nadie regala nada, por lo que la gran mayoría suelen ser falsos.
  6. ¿Quién te va a dar un premio por nada? No piques jamás en esto, nadie te premiará con un iPhone 5 si no has hecho nada.
  7. Cuidado con las llamadas y SMS de procedencia desconocida.
  8. Los productos milagro no existen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *