¡Ojo, con las estafas por WhatsApp!

Los ciberdelincuentes aprovechan las mejores y más utilizadas plataformas para llevar a cabo sus estafas. Facebook, Twitter, Blogger y, ahora, WhatsApp. Utilizan diferentes formas y estrategias para atraer tu atención, generar confianza y conseguir su objetivo: datos personales o dinero.

Aún así, si actuamos con precaución podemos evitar caer en la trampa.

“Te estoy escribiendo por WhatsApp. Dime si te llegan mis mensajes”.

El usuario recibe un SMS del número 25565 o 25568 y, al responder, te suscribes a un servicio de mensajería SMS Premium. Si recibes este mensaje, es mejor no responder. Ningún familiar ni ningún amigo te lo enviarían.

“Espía a tus contactos”.

Un joven murciano consiguió acceder ilícitamente a 11.000 cuentas de Facebook y anunciar un software que permitía el acceso a las cuentas y conversaciones de tus contactos de WhatsApp. Para descargar el programa sólo pedía que introdujeras tu número de móvil y la contraseña de WhatsApp. En ningún momento se realizaba la descarga pero sí, una inscripción a un “servicio SMS premium” que cargaba los costes al usuario, en beneficio del estafador. La gran mayoría de los afectados se dieron cuenta inmediatamente de la estafa, pero no lo denunciaron porque era fruto de una actividad “algo ilegal”: la descarga de un programa de espionaje. El estafador recaudó hasta 40.000 euros.

Apps que acceden a tu tarjeta microSD.

Bass Boschert Panda Security descubrió que había un fallo de seguridad en dispositivos Android y se almacenan todas las conversaciones de WhatsApp en la tarjeta microSD. Si el usuario permite que una app acceda a la tarjeta de memoria, un ciberdelincuente podría aprovechar la ocasión para robar datos personales. Lee las condiciones de las aplicaciones que te descargues y asegúrate que no les estás permitiendo el libre acceso a tu información almacenada.

Podían conocer tu ubicación.

Había un agujero en la configuración de WhatsApp que permitía a los ciberdelincuentes conocer la ubicación de los usuarios que utilizaban esta opción. El “problema” se solucionó en la siguiente versión de la aplicación. Así, recomendamos mantener las apps actualizadas, ya que las actualizaciones no sólo sirven para modificar el diseño o añadir prestaciones, sino también para mejorarla y arreglar los errores.

WhatsApp es una aplicación que muchas personas utilizan diariamente, cómoda y fácil para el buen uso como para la ciberdelincuencia. Así, desde el equipo de Populetic recomendamos que como usuarios preocupados por nuestra privacidad, tenemos que tomar ciertas precauciones para evitar caer en sus redes. Algunas generales serían: no responder a los mensajes de números desconocidos e inidentificable, no descargarse vídeos  ni programas provenientes de usuarios y desarrolladores poco fiables, no proporcionar datos personales.

Si a pesar de las precauciones, eres víctima de una estafa: ¡exprésate, únete y comparte!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *