La primera queja de la historia

Siempre os hablamos de quejas y reclamaciones como si de algo actual se tratara. Es cierto que en los tiempos que corren, el número de reclamaciones ha aumentado muchísimo gracias a redes sociales y medios 2.0.

Concretamente cada año se registran 870 millones de quejas sólo en redes sociales.

Ahora bien, los más curiosos siempre queremos saber el origen de las cosas y es lo que intentaremos explicar en este artículo.

Quejas y piedras. Su relación.

La primera queja conocida fue en un trato comercial, y atención, ¡fue escrita en una piedra!

nanni-to-ea-nasir[2]

Esta piedra está datada en el 1750 A.C. En ella, un señor llamado Nanni se queja a Ea-Nasir de que la calidad de los lingotes de cobre es más baja de la acordada, y que ha enviado emisarios para que le sea devuelta la bolsa de monedas pagada, pero que siempre vuelven con las manos vacías.

Cosas que no cambian

Según cuenta Robert G. Hoyland en su libro Arabia y los Árabes, el tal Ea-Nasir se hizo rico gracias a su prospera mina de cobre en Magan, pero que al ser un negociante sin escrúpulos, recibió cientos de estas cartas.

Como vemos, hace ya más de 3000 años los negociantes ya no tenían escrúpulos, así que parece que lo llevemos en los genes.

Además de los escrúpulos, también vemos algunas  otras cosas relacionadas con la actualidad. El tal Nanni, mandaba emisarios a recuperar su dinero, los que serían una especie de cobradores del frac.

Una tradición

Como vemos las quejas existen hace muchísimos años, y es de lo más normal, pues si algo no te satisface debes hacerlo saber. Eso sí, que suerte de que los tiempos hayan evolucionado. ¿Os imagináis escribir cada reclamación en una piedra? ¡Está claro que en Populetic necesitaríamos a empleados mucho más fuertes!

Fuente: Populetic

1 comentario

  1. La primera queja de la historia Responder

    […] La primera queja de la historia […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *