La estafa del “centimazo sanitario”

El pasado 4 de abril se emitió la resolución legal, desde el Tribunal de Justicia de Cataluña, de la primera devolución del “céntimo sanitario”. Durante 10 años, los españoles hemos estado pagando un impuesto cada vez que echábamos gasolina. La medida correctiva proviene del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que exige al Estado Español la devolución de 13.000 millones de euros.

El “céntimo sanitario” o Impuesto sobre las Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH) consiste en un recargo al consumo de hidrocarburos aprobado en 2002 para financiar la sanidad. La cuantía del impuesto la impone libremente cada comunidad y oscilaba en los primeros momentos de su implantación entre 1 y 2,4 céntimos por cada litro de carburante, pero en la actualidad, ante la inminente necesidad recaudatoria de las comunidades autónomas, ha subido hasta, por ejemplo, 4,8 céntimos por litro repostado en Castilla y León, la última comunidad que se ha sumado al céntimo sanitario.

El gravamen era contrario al derecho comunitario y, por tanto, el Estado debe devolver las cantidades cobradas indebidamente. En mayo de 2008 la Comisión Europea expuso los motivos por los que el céntimo sanitario debe retirarse:

  1. Busca un fin puramente presupuestario, conseguir ingresos fiscales.
  2. Persigue financiar cuestiones generales, como es la sanidad o el medio ambiente.
  3. El objetivo a conseguir se puede lograr con los Impuestos Especiales Armonizados.

El tribunal europeo está siendo especialmente duro con su sentencia apuntando a la ausencia de buena fe en las autoridades, que han ignorado este error tributario durante estos diez largos años. Estamos, pues, ante un caso de abuso del Ministerio de Hacienda.

Uno de los colectivos más afectados, la mayoría de los demandantes actuales, son los transportistas. La federación de transportistas (Fenadismer) calcula que cada camión tiene derecho a reclamar 16.000 €.

Pero, ¿cómo reclamar? ¿Es cierto que existen varias vías? ¿Se devolverá todo el dinero? ¿Cuánto tiempo hay para solicitar la devolución? Son algunas de las muchas preguntas que están en boca de todos los afectados. Lo cierto es que aún hay muchas incógnitas y dudas dada la dificultad por entender cual es el procedimiento a seguir, según la versión oficial que podemos leer en la página oficial de la Agencia Tributaria.

Un artículo en la Revista Transporte y Logística nos advierte que esta dirección web para tramitarlo tiene “trampa”. Se trata de una estrategia de “silencio negativo”: el plazo de respuesta de la reclamación es de 6 meses, si no respondes en este tiempo se considera una respuesta negativa. La revista también aconseja ir con cuidado a la hora de contratar servicios de vendedores de soluciones fáciles y baratas para la recuperación del “céntimo sanitario”. Para solucionar dudas y aconsejar a los afectados, la Federación Española Empresarial de Transporte de Viajeros (Asintra) celebró una sesión informativa en Madrid y su presidente, Rafael Barbadillo, habló de dos procedimientos:                          

Por devolución de ingresos indebidos: la reclamación puede tramitarse ante la Agencia Tributaria, pero no permite recuperar las cantidades abonadas con anterioridad al año 2010 como consecuencia del plazo de prescripción previsto en la legislación tributaria. Para conseguirlo, el reclamante podrá acreditar su reclamación con la aportación de las facturas correspondientes.                            

Por responsabilidad patrimonial del Estado: la reclamación puede dirigirse a la Administración General del Estado antes de un año y permitirá recuperar las cantidades satisfechas desde el inicio de la aplicación del impuesto, es decir, desde el 1 de enero de 2002. En este caso se pueden aportar las facturas correspondientes y probar que el céntimo sanitario ha sido satisfecho con los recursos de la propia compañía y que, por tanto, no se ha repercutido a los usuarios finales del servicio de transporte.  En este caso, según Barbadillo, “la Administración previsiblemente alegará que la compañía ha trasladado el céntimo sanitario a los usuarios finales del servicio de transporte, concluyendo que el daño, o bien no se ha producido, o bien no puede probarse”.

El principal problema ha sido, una vez hecha la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo, que las acciones llevadas a cabo por los afectados se han dirigido a las autoridades de Comunidades Autónomas en vez de juntar las demandas y presentarlas juntas ante el Tribunal de Luxemburgo, desde dónde podrían haber sido escuchadas y respuestas más rápidamente.

En esta línea, si eres un afectado, puedes seguir el ejemplo de los hermanos Besora, ya que sus acciones provocaron el fallo del Tribunal de Justicia que permitió iniciar todo el proceso de reclamación del “céntimo”. La empresa “Transportes J. Besora”, de Tarragona, y 60 empresas más de la zona, con la representación de la asesoria Mallol Assesors, inició el litigio en 2009. El proceso, en palabras de la abogada que ha llevado estos casos, Irene Mallol: “Nos metimos de lleno en este asunto porque creímos en la ilegalidad del impuesto. Animamos a nuestros clientes, principalmente transportistas, a presentar las reclamaciones oportunas ante la administración catalana, pero al ser denegado el trámite pasó al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que, finalmente, en noviembre de 2011 decidió plantear la cuestión prejudicial a Luxemburgo, pasando al Tribunal de Justicia europeo en febrero de 2012. Actualmente la cuantía reclamada por nuestra asesoría asciende a 6,13 millones de euros, ya que en octubre de 2013 se añadieron 25 empresas más”.

Finalmente, cabe destacar que las empresas y los transportistas lo tienen más fácil para reclamar el “céntimo” que la gente de a pie, pero el caso sigue abierto y aún puedes presentar tu reclamación.

Sólo con la presión de todos podemos conseguir respuestas y la devolución lícita y justa del “céntimo sanitario”. Desde el equipo de Populetic te animamos a emprender acciones: ¡únete a otros afectados, reclama y consigue la devolución del impuesto!

 

Publicado por la redacción de Populetic el 24 de abril de 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *