La estafa de Bankia: te damos las respuestas

Bankia ha sido protagonista de muchos escándalos en pocos años. Desde que se descubrió el descubierto contable en el que se encontraba, hasta hace pocos días, cuando salió a la luz el escándalo de la venta de acciones. Las acciones se vendieron en OPV (Oferta de Venta al Público) para incrementar el capital social de Bankia, es decir, una ampliación del capital. Hasta aquí todo correcto.

El problema viene cuando sabes que tienes poco valor de empresa, pero inflas el precio para conseguir más capital, todo esto a través de la tan famosa “creatividad contable”. Por eso, los que hayáis comprado acciones de Bankia desde que esta salió en bolsa hasta mayo de 2012 tenéis derecho a reclamar. ¡Pero no acaba aquí! También tenéis todas las de ganar.

Ahora bien, ¿Qué debemos tener en cuenta? OS respondemos algunas de las preguntas más habituales:

¿Quién puede reclamar?

Cualquiera que tenga acciones de Bankia compradas entre su salida a la bolsa y mayo de 2012.

¿A quién se puede reclamar?

Aquí está lo interesante, podemos reclamar a la propia Bankia, hasta al propio Estado, pero sin olvidar a la auditoría Deloitte.

Lógicamente, los tres tienen culpa de esta estafa, una por ser la autora, y las otras dos por no darse cuenta del presunto fraude, cuando tienen responsabilidades legales en estos casos.

¿Cuándo se tiene que presentar la demanda?

Aún no es al 100% seguro, pero lo más probable es que la referencia del engaño sea el primer desplome bursátil de Bankia, con lo que quedaría de plazo máximo hasta mayo de 2015.

¿Qué puedes reclamar?

Hayas vendido las acciones o no, puedes reclamar el daño patrimonial causado por la empresa. Si has vendido, el valor reclamable es la diferencia entre el valor de compra y venta de las acciones. Por otro lado, si has mantenido tus acciones, el valor reclamable es el 99% del patrimonio que invertiste en dichas acciones.

¿Demanda individual o en grupo?

En Populetic siempre escogeremos la mejor opción para nuestros usuarios. Cada una presenta sus ventajas, por ejemplo la individual suele ser más rápida, porque no se necesitan todos los datos de todos los demandantes. Por otro lado, la grupal evita que estudien el perfil de cada demandante, lo que puede evitar que se produzcan pequeñas sorpresas.

¿Qué puedes aportar?

Hay que acudir a una oficina de Bankia y pedir un extracto de la cuenta de valores, así como aportar cualquier documentación complementaria, ya sean cartas o comunicaciones sobre la oferta pública de valores (OPV).

¿Qué te aconsejamos?

Según los expertos, la mejor opción para pequeños compradores es que reclaméis a Bankia, y no a Deloitte o al Estado, ya que las opciones de ganar contra estas dos últimas son mínimas para pequeños inversores).

Nuestro consejo es que pongáis vuestra reclamación en Populetic, y nosotros nos encargamos de todo. Reclamar con Populetic tienes muchas ventajas: por ejemplo, contamos con abogados expertos en este tipo de reclamaciones, y los costes judiciales los cubrimos nosotros dentro del porcentaje que cobramos. ¡Y recuerda! Solo cobramos si ganas. Si no, la reclamación es gratuita.

¿Tienes alguna pregunta? Llámanos al 93 726 88 77 y te ayudamos con lo que necesites.

Fuentes

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *