Evitar estafas en la revisión de tu vehículo

¡POR FIN! Ya estamos en semana santa, algunos ya han empezado su descanso y otros lo empezarán en breve. Como siempre en estas fechas, justo antes de que empiecen las vacaciones se pone mucho énfasis por televisión, radio y otros medios en que se debe revisar el vehículo para evitar accidentes.

Nosotros como siempre estamos a favor de todas estas medidas que aportan seguridad, pero profundizando un poco queremos daros algunos consejos para evitar algunas estafas que se producen en algunas de estas revisiones y/o reparaciones.

¿Tienes garantía aún?

Si tienes garantía lo mejor que puedes hacer es olvidarte de talleres e ir únicamente al servicio oficial de la marca de tu vehículo. De esta manera consigues evitar muchos problemas, además ciertos problemas te los cubrirá la garantía.

En caso de no tenerla no te preocupes, puedes fiarte de cualquier taller que cumpla el siguiente punto.

Fijate en la placa

Una cosa que no todo el mundo sabe es que cada taller mecanico debe tener en el exterior de su fachada una placa identificativa en la que figure su número de registro, las siglas de su Comunidad Autónoma, y las especialidades para las cuales está preparado y autorizado. Un martillo es que pueden realizar operaciones de chapa; una llave inglesa significa que pueden efectuar reparaciones de mecánica; un rayo quebrado quiere decir que están autorizados para arreglar averías eléctricas.

Así que ya sabes, observa la placa.

¡El precio! ¿Caro o barato?

Este punto es muy subjetivo, pues dependiendo de la experiencia del taller, de tu capacidad económica, de la reparación y de otros factores puede variar, pero un buen indicador es que si la mano de obra va alrededor de 30€/h es un taller asequible. Los más caros pueden llegar hasta a 75€/h.

Por lo que vemos el precio puede variar fácilmente, por lo que no te cortes y pregunta antes de dejar tu vehículo.

Un presupuesto

Además de saber el precio de la mano de obra también debes pedir un presupuesto. En este se debe incluir las operaciones a realizar en el vehículo, a parte también debe estar el  número de identificación fiscal del taller y su dirección física.

Pero, ¿ por que decimos que lo pidas? En él se debe detallar el coste de cada pieza y el total de la mano de obra para cada operación. Por lo que si rompen otra cosa que en el presupuesto no estaba detalla tendrás una puerta más para reclamar.

Añadiendo a todo esto que si no pides por escrito las tareas que deben hacer les estás dando el consentimiento de arreglar aquello que ellos crean necesario.

Eso si, vigila, por que en algunos talleres cobran el presupuesto. Es decir, si pides un presupuesto, y al final no arreglas el vehículo en ese taller te pueden cobrar el precio de la mano de obra que ya haya trabajado en él para saber que sucedía.
Por eso siempre se aconseja pedir presupuesto en aquellos que lo hagan gratuitamente.

Un resguardo te da el control

Cuando ya decides dejar tu vehículo en ese taller no olvides un resguardo donde figure la fecha, por que motivo dejas ahí el coche (reparación, revisión, presupuesto), los kilómetros que tiene el coche (para que sepas si lo han usado cuando vayas a recogerlo) y que esté firmado por ambas partes.

¿De verdad te han hecho un cambio?

Al recoger tu coche recuerda pedir las piezas viejas. Así tienes un prueba de que almenos algo han cambiado en tu vehículo. En caso de que la nueva pieza fallara,  podrías acudir a un perito para que determinara si esas piezas eran las adecuadas, o incluso si las que había quitado del vehículo no estaban realmente en mal estado.

Cuando pagues pide factura y la garantía

Ya tienes tu coche reparado, pero sabes que tienes garantía? Esta tiene una duración de tres meses o 2000 km recorridos. En caso de que la pieza se rompiera deberían volvértelo a reparar de manera gratuita. Eso si, algunas llegan a garantía de 2 años, por ejemplo las piezas que no son de desgaste, es decir, las de interior o las de la carrocería.

Esto va muy en relación con pedir factura al pagar. Cierto es que ellos están obligados, pero algunos no hacen la factura, así ahorran el 21% de I.V.A. A ti también te saldría más barato, pero en caso de que al salir por la puerta se rompiese el coche no tendrías ninguna prueba de que taller reparó tu vehículo. Así que si quieres seguridad pídela.

¿Y si me han engañado ya?

En ese caso primero de todo no te preocupes, seguro que encontramos una solución. Recupera todas las posibles pruebas de que estuviste en ese taller y te hicieron ellos la reparación. Cuando lo tengas pásate por populetic y sube tu reclamación adjuntando todas esas pruebas.

Nosotros lo miraremos y usaremos todos nuestros recursos para solucionarlo.

Fuente: Autofacil 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *