Entrevista a Lluis Ferrer de Nin, experto en cláusulas suelo

Lluís Ferrer, abogado y socio fundador de Ferrer Advocats, especializado en Derecho Penal y Civil. Es un profesional con una larga trayectoria en el sector. Se licenció en derecho por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y complementó dichos estudios en la Escuela de Práctica Profesional de la Abogacía. Como profesional del derecho trabaja con el objetivo de que las familias puedan enfrentarse a los bancos dentro de esta crisis en la que nos encontramos. En su tiempo libre, le gusta escaparse a la montaña y disfrutar de la naturaleza, y en cuanto dispone de unos días viajar para descubrir nuevos lugares.

Con la crisis, ha aumentado el número de casos contra las empresas, ¿opina que somos los ciudadanos más sensibles al servicio deficiente o al producto defectuoso, o son las empresas las que han reducido sus prestaciones?

La gente es cada vez más sensible a hacer reclamaciones a las empresas. Las personas son más conscientes de que reclamando tienen más posibilidades de éxito.

Actualmente, ¿qué es lo que más reclamaciones le originan?

Las cláusulas suelo son el tema estrella y el principal dolor de cabeza de los bancos. Además, acaba de publicarse una nueva sentencia del Tribunal Supremo (464/2014) contra las cláusulas suelo que facilita su eliminación por parte de los usuarios con hipotecas.

¿Hasta qué punto influye el factor económico en los clientes a la hora de continuar con un caso?

En nuestro caso siempre intentamos ajustar el precio a las posibilidades del cliente, ya que sabemos que no todo el mundo puede cubrir los mismos precios, y no por ello queremos que dejen de presentar una demanda. Pero, en general, el principal miedo por parte de los clientes es la pérdida con costas, de ahí que puedan decidir no demandar.

¿Cree usted que, en general, la gente está suficientemente informada de sus derechos o es una carencia con la que se encuentra en numerosas ocasiones?

Cada vez más, las personas están mejor informadas. Internet ayuda muchísimo a ello. Actualmente, cualquier persona puede acceder a la red y realizar consultas sobre todo tipo de temas.

Desde su experiencia, ¿qué provoca mayormente la reclamación? ¿La emoción que puede ser ofensa o el perjuicio económico?

Principalmente, la reclamación es provocada por un tema emocional, destacando el hecho de sentirse engañados. Si a este sentimiento le sumamos un tema económico, la reclamación aún se hace más fuerte.

Durante su trayectoria profesional, ¿cuál ha sido el caso más anecdótico con el que se ha encontrado?

Una vez, me tocó preparar un caso muy complejo sobre once inmuebles —casas, naves industriales y locales—  durante un año. Para prepararlo tuve que estudiar a fondo la jurisprudencia y entrevistarme con un catedrático que había sido mi profesor en la universidad. Pero cuando estaba a punto de presentar la demanda, el cliente tuvo un ataque al corazón y murió. Además del disgusto por la muerte del pobre hombre, el ver que todo el trabajo, las horas y la ilusión que había depositado en él ya no servían para nada me deprimió muchísimo. Aunque, ahora pienso que gracias a ese caso aprendí mucho y todo lo que estudié me ha servido muchas veces.

Ferrer Advocats ha llegado a un acuerdo con Populetic para dar solución a las reclamaciones por cláusulas suelo. ¿Resulta más fácil para los abogados que para el resto de personas tratar con las entidades bancarias? ¿Reaccionan los bancos del mismo modo?

Para los abogados es más fácil tratar con las entidades bancarias que para el resto de los ciudadanos. Esto se debe a que los bancos tienen muy claro que el trato con este tipo de profesionales puede acabar en una demanda.

Haciendo referencia a las cláusulas suelo, es cierto que no son contrarias a la ley, pero no paran de surgir casos de personas a quienes se las han aplicado de forma abusiva o sin haberse dado la información suficiente. ¿Hasta qué punto puede considerarse abusiva una cláusula de este tipo?

Las cláusulas suelo se están anulando debido a que los bancos han escondido la importancia económica real que tenían dichas cláusulas. Y, además, disponían de la información sobre el tipo del Euribor necesaria para fijar unos porcentajes adecuados y no lo hicieron.

Dados los préstamos del banco europeo, ¿tienen sentido las cláusulas suelo?

En un principio el banco y el cliente pueden pactar lo que quieran, tienen libertad. Pero lo que no pueden hacer las entidades bancarias es esconder el coste verdadero de un préstamo.

Durante una época se hacía mucha publicidad sobre las cláusulas suelo, donde mostraban que se tenía que pagar el Euribor más un diferencial de 0,65%. De lo que no informaban era del 3% mínimo a pagar al mes. Esto ha hecho que muchas familias con hipotecas vean como a otras personas les baja la hipoteca y a ellos no.

¿Ha detectado pues un incremento en las demandas por cláusulas suelos?

Se ha producido un incremento altísimo de las demandas por cláusulas suelo. Como abogado, animo a las personas con hipoteca a que demanden a sus bancos con la finalidad de anular la cláusula y que les devuelvan el dinero.

Ferrer Advocats, por ejemplo, cuando recibe un caso de este tipo, se encarga de la anulación y de conseguir una devolución económica aproximadamente de entre 4.000 € y 12.000 €.

Teniendo en cuenta la importancia de las redes sociales en la sociedad donde vivimos, ¿hasta qué punto cree plataformas como Populetic pueden incidir en una reclamación?

Las plataformas como Populetic son ideales para mantener informados a los ciudadanos y resolver sus dudas, y finalmente animarles a presentar una demanda. Mostrándoles los casos de éxito conseguimos que las personas confíen y pierdan el miedo a reclamar.

¿Quieres ver la última  sentencia del Tribunal Supremo sobre las cláusulas suelo?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *