Cuidado al contratar tus vacaciones por Internet

¿Contratas tus vacaciones de verano a través de una agencia de viajes? No, y cada vez menos: ahora lo hacemos todo por Internet. Y aunque cada vez hay más seguridad y menos riesgos a la hora de poner nuestros datos personales en una web, los beneficios traducidos a bajos precios hacen que a menudo bajemos demasiado la guardia.

Aunque nunca hayas tenido ningún problema, no dejes de tener cuidado y seguir algunas recomendaciones básicas. Centrándonos en las vacaciones, las agencias de viajes (físicas u online) ubicadas en España están protegidas por la ley española de protección al consumidor, y contratar o adquirir cualquier producto o servicio a través de ellas es completamente seguro.

Entonces, ¿cuál es el problema? Que muchas páginas web que abren en España no han sido radicadas aquí, dato que sólo se puede saber mirando el lugar de facturación de la reserva, información inaccesible para todos. ¿Qué hacen estas páginas? ¡Fácil! Facturan fuera del territorio español donde el comprador no está protegido por las leyes españolas y si éste quiere reclamar tiene que hacerlo al país donde dicha empresa radica. Sobre todo, no te dejes engañar por las webs que facturan desde el extranjero y que dicen tener un teléfono y dirección en España. ¡Otra mentira! Suelen ser sociedades paralelas a la que hemos contratado.

La Federación de Usuarios Consumidores Independientes (FUCI) ha alertado del incremento de estafas en el alquiler de apartamentos a través de Internet. La organización ha elaborado una guía para los usuarios de este tipo de servicios online, con la finalidad de que al llegar al destino no se encuentren con apartamentos inexistentes, falta de higiene o con capacidades inferiores a las contratadas.

Algunas de las recomendaciones son: desconfía de los anuncios cuando el precio del alquiler sea excesivamente bajo, cuando el anunciante no disponga de teléfono fijo y, a la vez, intenta consultar las opiniones de anteriores clientes.

El fraude más común en Internet se refiere al cobro del anticipo de un alquiler falso, por ello se recomienda no pagar por adelantado la cantidad total. Primero asegúrate de que las transferencias tengan suficientes garantías y elige el pago vía tarjeta de crédito, ya que los bancos ofrecen numerosas opciones de seguridad. Una pista sobre posible estafa es que el timador cobre por giro postal u otros medios distintos a la transferencia bancaria.

A la hora de dar la señal, entrega la mínima posible. Y, referente a los contratos, si son presenciales hazlo por escrito; en el caso de contratar a través del teléfono fijo o móvil, guarda los mensajes recibidos y enviados, sin olvidarnos del número.

Una vez llegues al apartamento, revísalo completamente con el arrendador para comprobar su estado, realiza un inventario de enseres, informa sobre los desperfectos y evita el cobro de suministros como agua y energía.

A la vuelta, si consideras que ha habido algún tipo de estafa, debes denunciar el caso ante la Policía Nacional o la Guardia Civil.

Desde Populetic queremos aconsejarte para evitar que tengas que pasar por este tipo de malos tragos, y si al final te ocurre, aquí estaremos para escuchar tu caso y ayudarte.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *