¡Atento! En esta Semana Santa, no todo son buenas intenciones

Estas vacaciones tan esperadas, la llegada del sol y las buenas temperaturas, pueden complicarse si no vigilamos a la hora de comprar nuestros billetes, alquilar apartamentos o reservar una cena especial. En Internet, corren igual de rápido las funcionalidades que te hacen la vida más fácil, que los fraudes que te la pueden complicar.

Cuando organizamos nuestras vacaciones buscamos el mejor precio, el más económico. Allí radica el señuelo de las ofertas fraudulentas.

Algunos estudios, como el de la Asociación de Internautas, demuestran que el 89% de los compradores desconfían de los intermediarios y compran directamente a las compañías, empresas, entidades o particulares; aún así, cada año aparecen muchos casos de fraude.

A la hora de buscar ofertas, ¿cómo distinguir un fraude?

No hay una fórmula mágica, ya que no solo estamos hablando del fraude de ofertas que anuncian algo que no existe, sino también de las falsas ofertas relacionadas con la calidad, la ubicación o condiciones de lo ofertado.

Por lo tanto, os recomendamos: fijaros bien en el precio, que suele ser, el anzuelo. Si estamos consultando una comparativa de precios y vemos una notable diferencia, ¡a desconfiar se ha dicho! Existen las gangas, pero en temporada vacacional, con la alta competencia entre empresas y la demanda, los precios tienden a la alza y no a la baja.

Si nos aventuramos, deberíamos buscar contactar personalmente con el anunciante y encontrar en el anuncio, o bien un teléfono de contacto, o bien una cuenta bancaria a su nombre. La oferta fraudulenta esconde cualquier dato de contacto o de identificación de la empresa. Esta comprobación no nos asegura que no se trate de un engaño, pero reduce las probabilidades.

Otras opciones son buscar la opinión de usuarios que hayan ocupado nuestros lugares de destino, o llamar al teléfono de contacto que aparezca para comprobar la información de primera mano sobre el propietario y las condiciones de la oferta.

Y, sobretodo, no realizar ninguna fianza si no estamos seguros de la fidelidad de la oferta ni de la identidad del propietario.

En caso de incidencia, ¿cómo actuar?

En el ámbito del transporte aéreo, en caso de retraso, cancelación, overbooking o incidencias con el equipaje es recomendable dejar constancia por escrito en el mismo aeropuerto. Siempre se puede iniciar un procedimiento de reclamación, primero ante la compañía aérea y, si no se recibe respuesta en el período de un mes, ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Si el coste del prejuicio no supera los 2.000 € el proceso judicial será verbal y no precisará de abogados o procuradores.

En caso de incidencias con un viaje combinado, el incumplimiento de cualquier punto del contrato se puede reclamar, vía hoja de reclamación, al volver del viaje y a la misma agencia dónde ha sido contratado, porque éstas tienen responsabilidad solidaria en estos casos.

Si la incidencia se ha producido en materia de otras actividades independientes o en el contrato de alojamiento que no cumplen con lo ofertado, el consumidor puede dirigirse en primer lugar a la entidad, compañía o particular dónde han contratado los servicios. Si la reclamación no es atendida en un periodo máximo de un mes, pueden acudir al servicio de arbitraje de consumo o a tribunales de justicia; cómo en casos anteriores, si la reclamación no supera los 2.000 €,  no será necesario contratar los servicios de abogados o procuradores.

Finalmente, en el caso que la incidencia se produzca fuera de España y en el marco de la Unión Europea, los usuarios afectados pueden dirigirse al Centro Europeo del Consumidor; entidad que también puede gestionar y mediar en casos dentro del estado español.

Desde el equipo Populetic, esperamos que sean unas vacaciones de Semana Santa libres de fraudes, estafas e incidencias, dónde solo nos preocupemos de disfrutar de estos días con tranquilidad. Y, cómo siempre recomendamos, si a pesar de las precauciones, eres víctima de un fraude, ¡exprésate y denuncia tu caso!

 

Publicado por la redacción de Populetic el 15 de abril de 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *